FANDOM


Manual de Uso
Tyros (Tierra-616)

[[File:|280px|center| ]]

Características
Information-silk.png Género
Origen
Information-silk.png Universo
[[Tierra-616]] [[Categoría:Personajes de la Tierra-616]] [[Categoría:Tierra-616]]
Primera aparición



Historia

Tyros era originalmente el dictador de la pequeña ciudad de estado de Laniak, en la luna de Birj (conocida en algunas ocasiones como Terran), una luna que orbita el gigantesco planeta de gas llamado Marman, situado en un sistema solar situado a ocho mil años luz de la Tierra. Allí dirigía el estado gracias al uso de sus limitados poderes sobre la tierra y la roca. Este poder, aparentemente una mutación única entre los habitantes del planeta, permitía a Tyros animar construcciones de piedra, le permitía mantener bajo su firme control la jefatura del estado. Tyros, un ser violento al que le gustaba la guerra y la conquista, desarrolló un gobierno tiránico y
Terrax3.gif
despiadado marcado por la violencia.

Mientras,Galactus el Devorador de Mundos, llegó a un acuerdo con los 4 Fantásticos, a cambio de que Galactus derrotara a la amenaza conocida como la Esfinge, ellos le exonerarían de su promesa de no atacar la Tierra. Galactus aceptó únicamente si los 4 Fantásticos le conseguían un nuevo Heraldo que le guiara hasta planetas fértiles que le permitiera alimentarse. Galactus, guió a los 4 Fantásticos hasta el planeta Birj para que encontraran allí a su Heraldo. Antiguamente, los Heraldos de Galactus habían resultado poco efectivos ya que se habían dejado llevar por su moral y sus dudas, para su nuevo Heraldo, Galactus buscaba un ser que careciera de piedad, y que no le importara sacrificar mundos habitados. Los 4 Fantásticos llegaron hasta Birj, y apenas pisaron el planeta, fueron atacados por unos robots de Tyros, que perseguían a unos rebeldes, los 4 Fantásticos, debilitados tras una batalla contra los Skrulls, fueron capturados por los robots y llevados ante la presencia de Tyros. Allí, los 4 Fantásticos se liberaron y combatieron a Tyros al que derrotaron, a continuación fueron llevados de nuevo ante Galactus.

Terrax el domador

En la nave de Galactus, este expuso a Tyros al poder cósmico, y Tyros se convirtió en Terrax el Domador. Su escaso control sobre la roca fue aumentado hasta niveles cósmicos. Ahora Terrax podía afectar la materia de la roca a escala planetaria, y su cuerpo fue modificado para poder resistir los rigores del espacio y, finalmente, Galactus dotó a Terrax de un hacha cósmica capaz de generar rayos de fuerza cósmica. Envalentonado por su nuevo poder, Terrax intentó atacar a Galactus, pero este demostró su increíble poder y derrotó a su nuevo Heraldo enseñándole humildad. Terrax aceptó ser Heraldo de Galactus, y como tal, guió a su amo hasta la Tierra para que se enfrentara a Esfinge. Una vez en la Tierra, Galactus envió a Terrax contra Esfinge, pero el Heraldo demostró no ser rival para Esfinge que le derrotó, entonces llegó Galactus, y comenzó la batalla entre Esfinge y Galactus. Mientras, los 4 Fantásticos que habían venido a la Tierra junto con Galactus, intentaban curar las heridas provocadas tras el combate contra los Skrulls. Aprovechando que su amo combatía a Esfinge, Terrax fue a la base de los 4 Fantásticos y trató de destruir al grupo, culpándoles de haberle convertido en siervo de Galactus.

Los 4 Fantásticos lucharon infructuosamente contra Terrax, que los derrotó a todos menos a la Antorcha Humana, el único no afectado por la batalla contra los Skrulls. La Antorcha Humana peleó contra Terrax, al que finalmente logró derrotar atrapándole en una prisión de oxígeno líquido. Finalmente Galactus logró derrotar a la Esfinge, y se dispuso a Devorar la Tierra, sin embargo Reed Richards utilizó una réplica del Nulificador Supremo para obligar a Galactus a retirarse, Galatus se marchó de la Tierra, llevándose a Terrax con él.

Terrax desarrolló su tarea como Heraldo de Galactus con eficacia, en su labor, condujo a su amo a multitud de mundos habitados, y tal como Galactus había previsto, no se veía limitado por sentimientos de piedad hacia los habitantes de dichos planetas, e incluso aniquiló a parte de la población natal de dichos planetas antes de entregárselos a su amo. A pesar de que no tenía los sentimientos de los antiguos Heraldos de Galactus, también carecía de la lealtad de estos hacia su amo, es más, mientras estuvo bajo las órdenes del Devorador de Mundos, Terrax no cejó en su empeño de encontrar el menor signo de debilidad en su amo para destruirlo y ser así libre.

Así, al poco de convertirse en Heraldo de Galactus, Terrax huyó de la compañía de Galactus, y viajó hasta un pequeño planeta habitado de nombre desconocido. Terrax demostró su poder a los nativos del planeta, y estos lo convirtieron en una deidad a la que adoraron y construyeron templos que causaron multitud de muertos en los trabajos. Terrax planeaba usar a los supervivientes de este planeta como la primera hornada de un gran ejército, con el que planeaba conquistar el espacio. Pero antes de que Terrax pudiera llevar a cabo sus planes, Galactus reclamó la presencia de su Heraldo, asustado por la ira del Devorador de Mundos, Terrax se ocultó en el interior de un agujero negro. Utilizando los poderes de la mutante terrestre conocida como Dazzler, Galactus obligó a Terrax a salir del agujero negro, y retornar bajo su mando.

Terrax guió a Galactus hasta Galador, donde se enfrentó a varios Caballeros del Espacio. Mientras seguía la lucha entre Terrax, Galactus y los defensores de Galador, Rom se infiltró en la nave del Devorador de Mundos y empezó a causar destrucción para llamar así la atención de Galactus. Entonces Rom hizo un trato con Galactus. Si perdonaba a Galador lo conduciría hasta el mundo hogar de sus enemigos, los Fantasmas para que lo devorara. Galactus aceptó y viajó hasta el mundo natal de los Fantasmas situado en la Nebulosa Negra. Una vez allí se enfrentó al Sol Negro de los Fantasmas. Finalmente Galactus fue incapaz de consumir el planeta o su sol, aun así cumplió con su promesa y trasladó Galador, que se encontraba de camino hacia la Nebulosa Negra por obra de Mentus, a una región desconocida del espacio.

Devuelta a la tierra

La naturaleza rebelde de Terrax no se había visto apagada del todo y pronto volvió a abandonar a su amo para viajar a la Tierra. Utilizando su poder sobre la Tierra, Terrax levitó la isla de Manhattan hasta la órbita de la Tierra secuestrando a los millones de habitantes de la isla, para obligar a los 4 Fantásticos a que le ayudaran a acabar con un debilitado Galactus atacando su nave. Sabiendo de la deslealtad de su Heraldo, Galactus viajó a la Tierra y tras devolver Manhattan a su ubicación habitual, Galactus arrebató a su díscolo Heraldo el poder cósmico, y dejó caer a Terrax, ahora convertido de nuevo en Tyros, desde lo alto del World Trade Center hasta la calle. Su cuerpo gravemente herido, pero a pesar de esto, la psique alienígena de Tyros le permitió sobrevivir a la caída.

Sin que los 4 Fantásticos ni los Vengadores, que se encontraban peleando contra Galactus, lo supieran, el cuerpo herido de Tyros fue llevado a un hospital por las autoridades, que desconocían que se trataba de un alienígena. Allí permaneció hospitalizado en estado semi comatoso durante varios meses.

Con Dr. Doom

El Doctor Muerte, que buscaba un peón para utilizar en su plan para derrotar a los 4 Fantásticos, supo que Tyros había sobrevivido. Muerte envió a sus robots a que lo secuestraran y lo llevaran a su reino de Latveria. Allí, después de ser sometido durante seis semanas a los avanzados tratamientos de Muerte, Tyros se recuperó. Pero al haber sido privado del poder cósmico, Tyros carecía de los recuerdos de su etapa como Heraldo de Galactus (aunque recordaba su batalla contra los 4 Fantásticos previa a convertirse en Heraldo). Muerte, que había perfeccionado un artefacto que dotaba a un individuo del poder cósmico, necesitaba a un peón con el que probarlo, y Tyros aceptó ser sometido a dicho artefacto para poder vengarse de los 4 Fantásticos.

Vestido con una espectacular armadura de combate que le permitía controlar y dirigir las energías cósmicas de su cuerpo, Tyros viajó a Nueva York sin saber la realidad que el Doctor Muerte le ocultaba. La energía cósmica acabaría consumiendo su cuerpo en pocas horas, de esta manera, Muerte se evitaba crear un ser con un poder superior al suyo tras cumplir sus planes. Tyros se enfrentó a los 4 Fantásticos (menos a Reed Richards que había sido hecho prisionero por los Shi'ar) y los derrotó. Viendo que su gran rival estaba ausente, Muerte decidió que su victoria no sería meritoria, y ordenó a Tyros que se retirara. Detestando el hecho de tener que servir a un amo, Tyros se enfrentó a Muerte, y le fundió las juntas y circuitos de la armadura, dejando a Muerte atrapado en el interior de su armadura. En el momento de mayor triunfo de Tyros, entró en acción el primer Heraldo de Galactus, Estela Plateada, que llegaba a ayudar a sus amigos de los 4 Fantásticos. Tyros creía que su poder le equiparaba al de Estela, pero se demostró que no era rival para alguien que había sido dotado del poder cósmico. Por ello Tyros se vio obligado a llevar su poder al límite para igualar al de Estela, lo que aceleró la degeneración de su cuerpo, y finalmente el cuerpo de Tyros se consumió debido al poder cósmico.

El Regreso

Tiempo después, Terrax fue revivido de manera accidental como una ser de energía por la unidad AIELAC de Genetech. En este estado combatió a un grupo de jóvenes superhéroes compuesto por Namorita, Destructor Nocturno, Bola Veloz, Nova, Estrella de Fuego y Marvel Boy. El cuerpo de Terrax era inestable y fue destruido. Este enfrentamiento causó el nacimiento de los Nuevos Guerreros.

Este no fue el último encuentro que tuvo con los Nuevos Guerreros, ya que pronto volvió a enfrentarse a ellos y a los 4 Fantásticos, después de tomar el cuerpo de Harmon Furmintz como huésped. Terrax demostró ser superior a los dos supergrupos, pero finalmente la intervención de Estela Plateada puso fin a la batalla. Estela Plateada lo exilió en Pluraris IV, un asteoride deshabitado. Para evitar que huyera Estela le quitó su hacha, que arrojó a un cinturón de asteroides, privando así a Terrax de su capacidad de volar.

Más tarde, la heraldo de Galactus Nova, puso fin a su relación con el Devorador de Mundos, lo que obligó a éste a tomar un nuevo Heraldo, siendo el elegido el ejecutor de la corte de un planeta lejano, Morg, un hombre sanguinario y sin escrúpulos. La elección de un ser tan despiadado como Heraldo de Galactus llamó la atención de Estela Plateada, que se enfrentó a Morg, siendo fácilmente derrotado por éste. Viendo que necesitaría ayuda para derrotar a Morg, Estela Plateada buscó a los demás Heraldos de Galactus, y tras reclutar a Nova, al Señor del Fuego y el Caminante Aéreo, viajó a Pluraris IV para reclutar a Terrax.

En un principio Terrax no se avino a razones, y se enfrentó a Estela y sus aliados, pero finalmente aceptó ayudar a Estela, a cambio de que una vez eliminado Morg, éste le dejara libre. Estela no tuvo más remedio que aceptar, y Terrax, tras recupera su hacha, se unió al grupo. Los antiguos Heraldos de Galactus se enfrentaron a Morg, que además del poder cósmico que Galactus le había otorgado, había obtenido un gran poder por su cuenta. Mientras Estela Plateada intentaba convencer a Galactus de que privara a su nuevo heraldo del poder cósmico, Morg se enfrentaba a Terrax y al resto de ex Heraldos.

Morg derrotó a Nova, el Señor del Fuego y el Caminante Aéreo con facilidad, y entabló entonces combate personal contra Terrax, combate que terminó cuando Morg rompió el hacha de Terrax con su propia hacha de doble filo. Cuando se disponía a matar a Terrax, la intervención de Nova (intervención que le causó la muerte) y el hecho de que Estela convenciera a Galactus que le arrebatara el poder cósmico a Morg, salvaron la vida de Terrax. Pribado del poder cósmico, Morg fue finalmente sometido por los ex heraldos, y Terrax le quitó su hacha a Morg, para posteriormente atestarle un golpe mortal.

Una vez terminada la amenaza de Morg, Terrax obligó a Estela a cumplir su promesa, y Terrax volvió a surcar el espacio, portando el hacha que le había quitado a Morg. Tras esto, Terrax volvió a dedicarse a buscar riqueza y poder por el cosmos, lo que llevó a enfrentarse a Estela Plateada en una ocasión más, y a aliarse con Thanos en la búsqueda de los Globos de Conocimiento de Tirano, tras lo que volvió a enfrentarse a Morg, antes de que este volviera a ser Heraldo de Galactus.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar