FANDOM


Jennifer Takeda alias Hazmat (llamada Tóxica y Toxina III en España) es un personaje de Marvel Cómics miembro de la Academia de Vengadores.

Historia

Jennifer Takeda era una chica convencional de clase media, sus padres le daban suficiente dinero para que pudiera comprarse sus caprichos y consideraba que su vida estaba bien e incluso ya salía con un chico llamado Greg. Precisamente fue cuando los dos adolescentes quisieron descubrir el sexo que sus poderes se activaron. Greg sufrió un ataque sin saber la causa, los médicos rápidamente examinaron a Jennifer para determinar si había sido contaminada por Greg, pero para sorpresa de ellos resultó que Jennifer era portadora de toxinas y radiación. Pronto la aislaron y la sometieron a más pruebas. La existencia de Jennifer llegó a conocimiento de Norman Osborn, quien la reclutó prometiéndole una cura. Lejos de curarla fue sometida a experimentos que potenciaron sus poderes y la obligaron a llevar un traje de forma permanente para que no pudiera contaminar a los demás. Los Vengadores siguieron la pista de los jóvenes apresados por H.A.M.M.E.R. y decidieron ofrecerle una plaza en la Academia de Vengadores, ya que temían que las manipulaciones de Norman pudieran causar que esos chicos se volvieran supervillanos.

Sin saber los verdaderos motivos por los que fue reclutada, Jennifer se unió a otros cuatro adolescentes con poderes y empezó a ser entrenada para convertirse en superheroína además de facilitar así que el Doctor Hank Pym investigara una posible cura para sus poderes. Gracias a las habilidades de Estilo, el grupo pronto descubrió que en realidad los Vengadores los habían reclutado porque temían que sin guía pudieran convertirse en supervillanos.

Durante las primeras semanas de estudio fue organizada una visita a la Balsa, la prisión de supercriminales. Al enterarse que irían al mismo lugar donde tenían encerrado a Norman Osborn, Toxina convenció a Temple y Velo para ir tras Norman y forzarlo a decirles como podían ser curados. Durante la visita Toxina usó sus poderes para crear un impulso electromagnético y dejar las instalaciones sin energía para mantener encerrados a los prisioneros. Rápidamente se dirigieron a la celda de Osborn y al llegar a ella dijo querer matarlo. Velo se quedó paralizada y Temple arrancó la puerta de la celda para cumplir con las intenciones de su compañera, pero Osborn les aseguró que podía curarlos y los chicos se quedaron sin saber que hacer perdiendo toda iniciativa. El prisionero supo mover bien sus fichas y los convenció para que se marcharan diciéndoles que los ayudaría. El trío de estudiantes se encontró de frente con los prisioneros amotinados y Toxina fue agredida y golpeada por uno de ellos. Afortunadamente los profesores y los Thunderbolts intervinieron y los rescataron. Tras ser interrogados los estudiantes negaron tener nada que ver con el corte de energía.

Poco después los alumnos descubrieron en la red el vídeo que gravó el Encapuchado cuando dio una paliza a Tigra y lo grabó para formar su banda de supercriminales. Toxina fue quien incitó a Relámpago y Velo para ir tras el supercriminal, ya que descubrieron que se había fugado de Ryker, y grabar un vídeo humillándolo tras darle una paliza. Al enterarse Tigra se enfureció tanto que expulsaron a los alumnos. Pero los profesores recapacitaron su decisión y volvieron a readmitirlos.

Al no encontrar una cura para el estado de Toxina, Pym se puso en contacto la Fundación Futuro y logró que Sanguijuela acudiera a la Mansión Infinita. Sus poderes fueron efectivos y removieron por completo la toxicidad del cuerpo de la chica permitiéndole salir a la calle sin su traje. Ese mismo día tras regresar a la academia el grupo salió para ver el monumento de Stamford que se había erigido en recuerdo a las víctimas de Nitro. Allí fueron atacados por los Hombres de Cobalto, pero al carecer de poderes tras haber estado en contacto con Sanguijuela, la chica fue de poca utilidad en la lucha. Regresando Pym le ofreció realizar periódicamente encuentros con Sanguijuela, pero Jeanne rechazó la oferta alegando que no quería quedarse sin sus poderes y sentirse indefensa mientras no pudiera removérselos por completo, pero lo cierto es que le afectó disfrutar brevemente de una vida que no le era ya accesible.

Pero sin duda el golpe más duro se produjo cuando se enfrentaron a Korvac. Aceptando la idea de Carina Walters, la esposa del poderoso ser, para intercambiar cuerpos con versiones alternativas de sus futuros, Toxina descubrió que podía lanzar rayos de anti-materia y con ellos descorporizó a Korvac. Sin embargo, al ver que todavía tenía que llevar su traje siendo adulta fue un golpe muy duro para ella. Esto la unió más a Temple, quien también estaba atrapado en su cuerpo monstruoso. Él era una de las pocas personas que podía estar en contacto con ella sin miedo a ser dañado. Los dos se abrazaron y lloraron en silencio por el destino que les aguardaba.

Un tiempo después es secuestrada, junto a cuatro de sus compañeros y once jóvenes con poderes, y llevada al Mundo Asesino por Arcade con una misión, que los jóvenes se maten entre ellos asta que solo quede uno.

Poderes y habilidades

Nivel de fuerza

  • La normal para una chica de su edad, peso y constitución.

Poderes conocidos

  • El cuerpo de Toxina expele substancias tóxicas y radiación de diversa naturaleza. Toxina tiene un control parcial sobre ello, pudiendo proyectar descargas de radiación de alta toxicidad, sin embargo no puede evitar que continuamente estén emanando pequeñas cantidades de moléculas dañinas, estando obligada a llevar un traje de contención para proteger a las personas que la rodean.

Parafernalia

  • Traje especial de contención que evita que los tóxicos y radiaciones contaminen su entorno