Fandom

Marvel Wiki

Hellfire Club (Tierra-616)

3.932páginas en
el wiki
Crear una página
Discusión0 Compartir
Manual de Uso

[[File:|280px|center| ]]
Information-silk.png Nombre del grupo
Club Fuego Infernal
Information-silk.png Alias
Lideres del Infierno
Information-silk.png Estado
Information-silk.png Alineación
Information-silk.png Universo
Information-silk.png Base de operaciones
Mansiones en Hong Kong, Londres, Los Angeles, Nueva York, Paris, Filadelfia, San Francisco, anteriormente Academia de Massachussets, Castillo español en Rio de Janeiro
Afiliaciones
Information-silk.png Líder
Information-silk.png Aliados
Adrienne Frost, Alice & Gene Hayes, Candra, Christopher Aaronson, Claudine Renko, Glitch, Hellions, Mitchell Tanner, Nemesis, Paul Hark, Robert Kelly, Vance Astrovik
Information-silk.png Enemigos
Origen
Information-silk.png Lugar de formación
Londres, Inglaterra
Primera aparición

El Club Fuego Infernal es un grupo de villanos de Marvel Comics que frecuentemente lucha contra los X-Men. Creados por el escritor Chris Claremont y el artista y co-escritor John Byrne. El grupo hizo su primera aparición en Uncanny X-Men #129 (Enero de 1980).

Son conocidos internacionalmente; el Círculo Secreto de este club esta compuesto por mutantes de la alta sociedad, adinerados y quienes buscan influenciar al mundo con el poder. Su atuendo es acorde con el Siglo XVIII; el estatus y nombre de cada miembro están basados en el ajedrez (La Reina Blanca, La Torre negra, etc). El club tiene sus raíces en la sociedad secreta, que realmente existió en el siglo XVIII, el Club Hellfire.

El grupo luchó por primera vez contra los X-Men en la saga "Dark Phoenix" (o El Fenix Oscuro), desde entonces ha aparecido en numerosos comics de los X-Men.

Historia

El Club Fuego Infernal fue creado en el sigo XVIII (se cree que en 1749) como un club de gente exclusiva, y estaba formado por la élite de la sociedad británica. El Club no solo ofrecía a sus miembros lujos más allá de toda medida o catadura moral, sino que también les servía para consolidar su influencia sobre la política y la economía en Gran Bretaña, por aquel entonces la primera potencia mundial. El Club Fuego Infernal fue creado por el caballero inglés Sir Francis Dashwood, que había sido tesorero real, canciller y barón, el escocés John Stuart (que ejercía como tercer Earl de Bute) y Duncan Munro junto a otros personajes cuya identidad se desconoce aunque podrían ser Robert Vansittart, el miembro del Parlamento Thomas Potter, Francis Duffield, Edward Thompson lord del Almirantazgo, Paul Whitehead, John Montagu 4 earl de sándwich, el escritor John Wilkes o William Hogarth. En un principio el número de miembros estaba reducido a doce, pero pronto comenzaron a admitir nuevos miembros, los requisitos para entrar a formar parte del Club Fuego Infernal eran poseer cierto status político, económico o social pero su incorporación siempre vendría precedida de una invitación a unirse al Club, también podía pasar a formar parte del Club, por derecho de herencia, siempre y cuando algún antepasado formara parte del Club, en este caso el heredero podría solicitar ocupar el puesto de su antecesor, pero incluso en este caso su petición debería ser atendida, pudiendo ser rechazada. Dashwood compró las ruinas de una abadía cistercense, la Abadía Medmenham donde se rumorea que llegó a instalarse la sede del Club.

En sus primeros años decenas de personajes importantes se unían o intentaban unirse a este elitista club, como por ejemplo Benjamín Franklin, futuro padre fundador de los Estados Unidos. Sin embargo, el poder del Club Fuego Infernal llegó a inquietar a la Corona, que dio órdenes al primer ministro Walpole para que desprestigiara al Club, este comenzó a hacer circular rumores sobre el Club y sobre sus miembros, así, se pintó a Francis Dashwood como un tramposo vividor y a sus seguidores como paganos que adoraban al diablo, o a dioses paganos como Baco, Venus o Priamo, miembros notables como el escritor Wilkes fue acusado de atentar contra la moral y después contra la corona y fue exiliado. Los rumores extendidos por Walpole y sus seguidores se extendieron, la abadía de Medmenham fue considerada una guarida del diablo y el earl de Sándwich fue acusado de haber invocado al diablo. Aun con la marcha de algunos de los seguidores de Daswood y la aparente desaparición del Club en 1766, perseguido por la Corona acusándolos de ser una sociedad satánica, el Club Fuego Infernal continuó operando aunque sus actividades fueron menos públicas.

Alrededor de los años 70, dos de sus miembros, el miembro del Parlamento Sir Patrick Clemens y su esposa, la afamada actriz Lady Diana Knight, emigraron a las colonias americanas (lo que más tarde sería conocido como los Estados Unidos) donde fundaron la rama americana del Club Fuego Infernal, instalando su base en una iglesia abandonada en lo que hoy es la 5ª Avenida en el East Side. Dado que la mayoría de las acciones del Club Fuego Infernal se desarrollaban en la oscuridad, poco se sabe de sus actividades en los últimos dos siglos, aunque se sabe que durante la Guerra de la Independencia, algunos miembros del Club que se encontraban en Philadelphia intentaron obtener información estratégica del Mayor General Wallace Worthington, sin embargo este plan fracasó con consecuencias funestas para Worthington.

Se sabe también que en 1859, la rama inglesa del Club Fuego Infernal mantuvo, aunque de manera reticente, una breve alianza con el mutante conocido como Apocalipsis que pretendía utilizarlos para fomentar crisis y guerras en las que solo sobrevivirían los más fuertes, entre los miembros del Club en esa época se encontraba Malkin Grey y en 1915, el genetista Mister Siniestro aprovechó las rivalidades internas entre los miembros del Club instalados en Londres, para llevar a cabo sus experimentos genéticos prohibidos, con la colaboración de un joven Jacob Shaw.

También en esta época, un miembro del Club Fuego Infernal llamado Harry Manners, llevó a cabo acciones de espionaje y sabotaje a fin de facilitar una victoria alemana en la Gran Guerra, sin embargo sus acciones fueron descubiertas por el héroe británico Union Jack que detuvo a Manners.

En la actualidad, el Club Fuego Infernal ha dejado de ser una organización en la sombra, y tiene delegaciones en todo el mundo, algunas destacadas son las de Londres, Nueva York, Paris o Hong Kong (aunque la dicotomía entre Londres y Nueva York como sedes de las dos bases más importantes continua). También existía en el pasado una sede en Philadelphia, aunque se ignora si en la actualidad todavía esta sede sigue activa.

Son famosas sus galas anuales a las que acuden los personajes más importantes en el ámbito financiero, político y social, dado que solo se puede acudir a estas galas mediante invitación del algún miembro del Club Fuego Infernal, estos se aseguran el apoyo de estos invitados.

El Club Fuego Infernal posee dos caras, la cara pública hace creer que es una organización que fomenta la reunión de la élite económica, política y social, son frecuentes las reuniones que se llevan a cabo en sus salones y allí se han reunido senadores (por ejemplo Robert Kelly que incluso llegó a tomar matrimonio con una de las camareras del Club), magnates e importantes industriales (Howard Stark, Tony stark, Warren Worhingthon).

Sin embargo, a espaldas de todo este lujo, pompa y boato, existe una parte oscura desconocida para el público. Existe en el Club Fuego Infernal una minoría selecta cuyo objetivo es la dominación mundial mediante su influencia política y económica, para ello realizan acciones encubiertas, poseen alta tecnología, cuentan con un ejército de mercenarios y reclutan y entrenan superhumanos para sus propios fines. Entre los mercenarios destacan Cole, Reece, Chet Manners y Macon, cuentan también con los llamados Caballeros Negros (o blancos en función del color que defiendan), entre los operativos superhumanos cabe destacar a los alumnos de la Reina Blanca, los llamados Infernales. Esta minoría, conocida como el Círculo Interno y que toman el nombre de las piezas de ajedrez, están dirigidos por un rey y por una reina también llamados Lores Principales, a estos les seguiría en importancia los alfiles, los caballeros, las torres y por último los peones, todos ellos dirigidos por un Lord Imperial que está al cargo de las actividades de todas las sedes del Club, el Lord Imperial más conocido fue Sir Gordon Philips, precursor de la idea de crear sucursales del Club Fuego Infernal por todo el mundo, otros Lord Imperial a lo largo de la historia del Club Fuego Infernal han sido Sebastián Shaw ( por un corto espacio de tiempo) Mancha Solar (el actual) y Elias Bogan. Existía la posibilidad que en un momento dado, existieran dos reyes (Rey Blanco y Rey Negro) o dos reinas (Reina Blanca y Reina Negra) actuando simultáneamente, aunque debido al afán de poder de sus miembros, no es habitual que ninguno de sus miembros acepte compartir su poder con otro miembro. Normalmente, cuando un miembro del Círculo interno "desplaza" a otro miembro y a sus seguidores, ocupando su puesto en el Círculo, suele escoger el color contrario al que llevaba su antecesor. Se ignora desde cuando adoptaron esta costumbre, pero los miembros del Círculo Interno llevaban como atuendos, trajes del Siglo XVIII.

Durante todo el Siglo XX se había producido la proliferación de mutantes, y algunos de los miembros del Club los consideraban una amenaza para la supremacía de la raza humana y un peligro para el Club y para sus propios intereses. En concreto el Rey Blanco de la rama del Club Fuego Infernal de Nueva York, Edward Buchanan, y líder de lo que por aquel entonces se conocía como Consejo de los Elegidos, financió el Proyecto Armageddon del científico Steven Lang, cuyo propósito era acabar con la amenaza mutante, empezando por la Patrulla X, mediante la construcción de los robots caza mutantes conocidos como los Centinelas. Sin embargo, uno de los miembros del Concilio, el industrial multi millonaria Sebastián Shaw que tenía el cargo de Alfil Negro, era también un mutante aunque mantenía su condición en secreto, al desconocer los planes de Buchanan no pudo tomar medidas al respecto y cuando los Centinelas fueron activados y procedieron a atacar a los mutantes, Shaw se encontraba entre sus objetivos. Shaw logró sobrevivir pero su contable, amante y mujer de confianza, Lourdes Chantel, pereció en el ataque. Furioso, Shaw creyó que Buchanan le había traicionado (incorrecto, puesto que desconocía la condición de mutante de Shaw), y aprovechando el fracaso del Proyecto Armagedón en acabar con la Patrulla X, y aliado con Emma Frost, la Reina Blanca, asesinó a Buchanan y acabó con sus seguidores.

Shaw asumió el manto del nuevo Rey Negro pasando a liderar lo que pronto sería conocido como Círculo Interno y liderando de facto a todo el Club Fuego Infernal. Junto a él como co líder estaba la Reina Blanca, Emma Frost, sustituyendo a Paris Seville, la reina Blanca durante el periodo de Buchanan. Emma Frost también era mutante con poderes mentales, además, era directora de la Academia de Massachussets, una elitista escuela en Nueva Inglaterra a la que acudían los hijos e hijas de la elite de todo Norteamérica y que le servía para afianzar sus apoyos y su poder en el Círculo Interno, además entre sus estudiantes habían unos muy especiales, ya que se trataba de jóvenes mutantes que Frost encontraba por todo el mundo, llevaba a su Academia y los entrenaba en el uso de sus poderes, estos estudiantes eran conocidos como los Infernales y solo respondían ante la Reina Blanca.

Decidido a minimizar la amenaza que suponían los Centinelas, Shaw obtuvo gracias a sus contactos, el contrato para que Industrias Shaw construyera los Centinelas para el gobierno de los Estados Unidos, que habían iniciado el Proyecto Despertar cuyo objetivo último sería perseguir, capturar y estudiar a los mutantes. Shaw esperaba que desde su privilegiada posición, podría protegerse tanto a él como a los demás miembros del Círculo Interno.

El Club Fuego Infernal pronto contó con nuevos miembros, así, Shaw cogió como ayudante a la enigmática Tessa, con capacidad de análisis sobrehumano y memoria fotográfica, y también promovió la entrada en el Círculo Interno del abogado Harry Leland, también mutante que adoptaría el título de Alfil Negro, mientras que el ciborg Donald Pierce se convertiría en el nuevo Alfil Blanco. Otro mutante, Jason Wyngade alias Mente Maestra, aspiraba a entrar en el Círculo Interno, para mostrar su valía como miembro, Mente Maestra comenzó a manipular a Jean Grey (que en realidad había sido suplantada por la Fuerza Fénix), una de los miembros de la Patrulla X, para ponerla bajo su control, para ello la hizo creer que era una aristócrata del siglo XVIII y que ella era su esposa. Los planes de Mente Maestra de utilizar a Jean Grey como medio de entrar en el Círculo Interno, chocaban abiertamente con los del Club Fuego Infernal, que veían en Jean Grey y la Patrulla X a enemigos potenciales para sus planes de dominación mundial, y planeaban acabar con ellos.

El primer choque entre ambos grupos se produjo cuando tanto la Patrulla X como el Club Fuego Infernal pusieron sus miras en dos nuevas signaturas mutantes, y ambos grupos los buscaron para reclutarlos y enseñarlos. Las dos signaturas mutantes correspondían a Dazzler y a la joven Kitty Pryde, dotada de poderes de intangibilidad, la Patrulla X se dividió en dos grupos y acudieron en busca de las dos mutantes, sin embargo, el Club Fuego Infernal envió también dos grupos de mercenarios que capturaron a los mutantes. La propia Emma Frost usó su telepatía para interrogar a Tormenta, interrogatorio especialmente violento, sin embargo, entonces se produjo la llegada de Fénix, que se enfrentó a la Reina Blanca en un duelo telepático que acabó con la Frost en estado catatónico.

Sin embargo, este ataque previno a la Patrulla X de la existencia del Club Fuego Infernal, es por ello que se internaron en el Club aprovechando la celebración de una de sus galas, usando unas invitaciones que les dio el Angel, que en su identidad de Warren Worthington era miembro del club, sin embargo, la presencia de los héroes fue detectada por el Círculo Interno, y Mente Maestra volvió a usar sus poderes sobre Fénix, hasta que finalmente logró someterla bajo su control. El resto de los héroes lucharon contra el Círculo Interno del Club Fuego Infernal, pero sucumbieron ante el poder de Shaw y sus aliados, ayudados en última instancia por una Fénix bajo el completo control de Mente Maestra, en medio del combate, Leland usó su poder para incrementar la masa de Lobezno, hundiéndolo en el suelo y haciéndole atravesar varios pisos, dado por muerto, Leland envió a algunos de sus mercenarios a recuperar el cuerpo. Lobezno no murió, es más, gracias a sus poderes de recuperación, cuando los tres mercenarios llegaron a los subterráneos ya se había recuperado. Estos tres mercenarios, Malcolm, Reese y Cole, se enfrentaron a Lobezno que los dejó malheridos con sus garras mutilándolos, estos tres mercenarios acabarían uniéndose a su ex jefe Donald Pierce en los Cosechadores que les dotaron de miembros cibernéticos para vengarse de Lobezno.

Wyngarde tenía planeado convertir a Fénix en la nueva Reina Negra, y con el poder de Fénix a su disposición, podría optar incluso al trono de Shaw. Pero sus planes pronto se vendrían abajo; @Cíclope usó su nexo mental con Jean para intentar que esta superara el control de Mente Maestra, sin embargo, su presencia fue detectada por el malvado villano que comenzó un duelo de esgrima contra Summers, con la psique de Jean Grey como escenario, duelo en que Mente Maestra "mató" a Scott. Al ver morir a Scott, aunque fuera en el plano mental y en realidad estuviera intacto, libró a Jean del control de Mente Maestra, liberó a sus compañeros y juntos combatieron contra el Círculo Interno, la lucha alcanzó los pisos inferiores, donde la fiesta continuaba sin saber lo que había sucedido en los pisos superiores, y ante todo el público, entre los que se encontraba por ejemplo el Senador Robert Kelly, defensor del Acta de Registro Mutante, pareció que la Patrulla X atacaba a miembros del Club, los héroes hubieron de huir pero no antes que Jean sumiera a Mente Maestra en un estado de coma cerebral como venganza.

Durante unos meses, el Club Fuego Infernal pareció dejar en paz a la Patrulla X, aunque no permanecieron ociosos, de hecho, una rebelión orquestada por Donald Pierce apunto estuvo de destronar a Shaw de su posición de Rey Negro. Donald Pierce secuestró a Tessa cuyas habilidades y memoria fotográfica le hacían poseedora de toneladas de datos de gran importancia sobre el Club Fuego Infernal, sin embargo, gracias a la intervención de unos jóvenes mutantes (que acabarían formando el núcleo de los Nuevos Mutantes) y de Charles Xavier (para quien trabajaba en secreto) el plan fracasó, aunque esto le costó la vida a Aguila Negra, abuelo de una de los miembros del grupo, Danielle Moonstar alias Espejismo y Pierce fue expulsado del Club Fuego Infernal.

Poco después Shaw usó su influencia política para ganarse al Senador Robert Kelly, defensor de la idea de controlar a los mutantes y más después que sufriera un intento de asesinato por parte de la Hermandad de Mutantes Diabólicos. Shaw logró el apoyo de Kelly para crear un grupo de presión en el Congreso para que se aprobara la creación en masa de los Centinelas por Industrias Shaw. Con el tiempo, la relación entre Shaw y Kelly se fue haciendo más extensa, incluso Sebastián acudió a una audiencia con el presidente para exponerle sus planes acerca de los mutantes. La presencia de Kelly en los bailes de gala del Club Fuego Infernal eran habituales, e incluso el Senador contrajo matrimonio con una de las camareras, Sharon Kelly.

Poco después, el Club Fuego Infernal encontró otra oportunidad de atacar a la Patrulla X, cuando Emma Frost logró influenciar en la mente de los padres de Kitty Pryde, alias Gata Sombra, para que estos cambiaran a su hija de colegio, abandonando la Escuela de Xavier y trasladándola a la Academia de Massachussets dirigida por Emma Frost, la Reina Blanca. Con lágrimas en los ojos la joven mutante abandonó a sus amigos y marchó a Nueva Inglaterra acompañada por Tormenta, pero apenas las dos se separaron, Tormenta fue emboscada por Emma Frost que utilizó sus poderes mentales para intercambiar sus mentes. La telépata encerró a Ororo, ahora ocupando su cuerpo, en una celda en la Academia, mientras ella se aclimataba a los poderes de Tormenta, a la espera de infiltrarse en la Patrulla X. Tormenta logró escapar de su celda, y tras localizar a Kitty intentó explicarle que había ocurrido, pero Kitty asustada huyó, Ororo intentó detenerla pero inadvertidamente le lanzó un rayo telepático con su nuevo cuerpo y la joven quedó inconsciente. Ororo robó un coche y ambas intentaron regresar junto a la Patrulla X para prevenirles acerca de Frost, sin embargo su huida fue descubierta y ambas fueron perseguidas por Frost-Tormenta que las arrojó fuera de la carretera provocando que el coche explotara, Frost las dio por muertas y continuó su marcha en dirección a la Mansión X, mientras Ororo y Kitty habían logrado sobrevivir, e intentaban regresar a la Mansión por sus propios medios. Sin embargo no pudieron impedir que el Club Fuego Infernal llegara antes a la Mansión X, allí, la Patrulla fuera emboscada por los Centinelas enviados por el Club Fuego Infernal, que derrotaron a Xavier y Cíclope, y aunque el resto del grupo logró vencer a los robots, fueron derrotados por Frost-Tormenta que los cogió desprevenidos. Capturados e indefensos, la Patrulla X se disponía a ser ejecutada, uno de sus miembros Lobezno, pareció morir a manos de Leland, aunque gracias a los poderes mágicos de Amanda Sefton, novia de Rondador Nocturno y también capturada en el ataque, Logan pudo sobrevivir y unirse a las recién llegadas Ororo y Kitty. Fue la joven mutante quien usó sus poderes de intangibilidad para desbaratar las ataduras electrónicas que mantenían indefensos a sus compañeros, y entonces dio comienzo un combate entre la Patrulla X y el Círculo interno, combate que acabó con Shaw gravemente herido por un rayo, y con una pelea de voluntades entre Tormenta y la Reina Blanca que acabó con la victoria de la bruja elemental, que retomó su cuerpo. La llegada de la policía impidió que los miembros del Círculo Interno fueran detenidos, pero no pasaría mucho tiempo antes que ambos grupos volvieran a chocar. Sin embargo, previamente se produjo la entrada en el Círculo interno de Friedrich Von Roehm que se convertiría en la Torre Negra y la Reina Blanca fue atacada por un misterioso atacante, la Frost se vio obligada a sumirse en un estado catatónico para escapar del ataque, pasarían semanas antes que la Reina Blanca pudiera recuperarse.

Poco después de este ataque, se unió al grupo Emmanuel Da Costa como la nueva Torre Blanca, poco más tarde Friedrich Von Roehm patrocinó la entrada de una nueva miembro, se trataba de Selene que aspiraba al puesto de Reina Negra. Ambos, Von Roehm y Selene se conocieron cuando el primero lideraba un culto que adoraba a una diosa de la antigüedad, Selene se le apareció como esta diosa y le hizo saber que necesitaba un lugar desde donde crear su base de poder, Friedrich le sugirió el Club Fuego Infernal y su Círculo Interno. Tras un primer choque con Shaw, Selene fue admitida en el Club Fuego Infernal, y como regalo de ingreso, Selene capturó a Magma y a la joven Fénix (se trataba de Rachel Summers, hija de la Fénix original proveniente de otra realidad y con quien ya había tenido un choque), a las que controló mentalmente y ofreció al Círculo Interno para su uso, sin embargo, Rachel logró romper el control mental y avisar a la Patrulla X que entraron en la sede del Club y lucharon contra Selene derrotándola, dado que se trataba de un conflicto entre la Patrulla y Selene, con la que Shaw intuía que no tardaría en chocar, Shaw decidió no intervenir y la hechicera fue derrotada y las dos jóvenes rescatadas, tras esto la Patrulla abandonó el Club. Rachel no estaba dispuesta a dejar que la hechicera quedara impune por los crímenes que había cometido, y se coló en las instalaciones del Club para atacar a Selene mientras dormía, y sin duda la hubiera matado de no mediar la intervención de Lobezno, dispuesto a evitar que Rachel llevara a cabo un asesinato, y cuando la joven se negó a marcharse, la hirió de muerte con sus garras, obligándola a huir. Selene no estaba dispuesta a perdonar el ataque que había sufrido por parte de Rachel, y tras convocar al Círculo Interno los convenció para lanzarse a la caza y captura de Rachel. La Patrulla X se lanzó también en búsqueda de la joven, ambos grupos se encontraron en Central Park comenzando una cruenta batalla, sin saber que Rachel había sido secuestrada por Espiral y llevada a Mundo Mojo. Shaw, Tessa, Leland, Selene y Von Roehm, acompañados de un grupo de mercenarios se enfrentó a la Patrulla X, pero la batalla se vio interrumpida por el Centinela cazador de mutantes proveniente del futuro conocido como Nimrod. Nimrod acabó con la vida de Von Roehm, esto hizo que el Club Fuego Universal y la Patrulla X unieran sus fuerzas para luchar contra el Centinela. Sin embargo, ni la unión de ambos grupos parecía ser capaz de vencer al robot del futuro, el cual demostró ser inmune a los poderes de Selene, y destrozaba todo lo que le lanzaba la hechicera, cuando vio que ninguno de sus proyectiles afectaban a Shaw, anuló su gravedad poniéndolo en órbita y tampoco la Patrulla X parecía tener mucha más suerte. Finalmente Tessa y Ororo urdieron un plan, Leland incrementó la masa de Nimrod haciéndola caer, convirtiéndolo en presa fácil para los golpes de Gata Sombra, Pícara y Coloso mientras Selene lo sujetaba con todo lo que tenía a mano. Sin embargo, el esfuerzo de aumentar la gravedad a Nimrod le provocó a Leland un infarto de miocardio, incapacitándolo para la lucha y dejándolo malherido, sin embargo, en un inusitado acto de heroísmo, Leland hizo un último y mortal esfuerzo, incrementando la masa de Shaw, haciéndolo caer con la fuerza de un meteorito sobre Nimrod haciéndolo pedazos, aunque pudo escapar antes de ser completamente destruido. El Club Fuego Infernal había perdido a dos de sus miembros y Shaw no estaba en condiciones de hacer nada, por lo que hubieron de abandonar el campo de batalla para recuperarse de la batalla.

Más o menos por esta época, la Reina Blanca urdió un plan para utilizar a una de sus estudiantes, Estrella de Fuego, para que asesinara a la Reina Negra, y así quedarse con su cuota de poder eliminando a su rival. Para llevar a cabo el asesinato, hizo creer a Angelica que la hechicera pretendía matarla, sin embargo la joven mutante acabó descubriendo el plan de Frost, y acabaría abandonando la Academia de Massachussets. Ahora reducidos a solo cuatro miembros, Shaw, Selene, la recientemente recuperada Emma Frost y un Emmanuel Da Costa ausente, el Club Fuego Infernal vio como surgía una nueva amenaza en la figura de los Merodeadores, asesinos de mutantes que llevaron a cabo la matanza en los túneles Morlocks y que dejaron malheridos a tres de los hombres X. Shaw y sus compañeros comprendieron que, con sus fuerzas reducidas, necesitarían ayuda para sobrevivir en un mundo cada vez más hostil hacia los mutantes, y por ello ofrecieron a Magneto (líder de los Nuevos Mutantes y aliado de la Patrulla X) y a Tormenta (líder del grupo) una unión entre ambos grupos. Dado que la Patrulla X había visto como las bajas por "deserción" (caso de Rachel o Polaris) y las bajas debido a graves heridas (Gata Sombra, Coloso y Rondador Nocturno) mermaban su capacidad, decidieron aceptar, y Magneto pasó a convertirse en el nuevo Rey Blanco, puesto que alternaba con Tormenta que a veces ocupaba su puesto en el Club Fuego Infernal.

En su condición de director de la Escuela de Xavier, y por tanto líder de los Nuevos Mutantes, Magneto visitó el Club Fuego Infernal en varias ocasiones, en algunas de ellas como la gala anual, acompañado de sus pupilos de los Nuevos Mutantes. Aprovechado su presencia en el Club Fuego Infernal, Karma usó sus poderes para dominar mentalmente a Tessa, para obligarle a hacer uso de las máquinas del Club para buscar a sus hermanos perdidos. La posesión fue descubierta por Shaw, que incapacitó a Karma y se dispuso a matarla, la mediación de Tessa y la aparición de Magneto lo impidió, y todo quedó en una severa reprimenda. En la fiesta mientras tanto, los roces entre los Nuevos Mutantes y los Infernales fueron continuados, lo que provocó una disputa de los pupilos de Magneto contra los pupilos de Emma Frost, los Infernales para capturar a Víbora y el Samurai de Plata. Ambos villanos habían vendido una estatua de Selene a Gerhard Von Ostamgen, que se la regaló a Selene en un intento de ganarse el favor del Círculo Interno para convertirse en miembro del Club. Selene sin embargo frustró sus esperanzas al afirmar que la estatua era falsa, dada la animadversión de Amara hacia Selene, y el pasado en común que ambas compartían, llevó a ambos grupos a iniciar una competición por capturar a aquellos que habían vendido la estatua a Gerhard Von Ostamgen. Tras descubrir la implicación de Víbora y el Samurai, los Nuevos Mutantes localizaron su base y combatieron a sus guardias, permitiendo inadvertidamente que los Infernales entraran por la puerta de atrás capturando a los dos villanos por lo que los Infernales salieron victoriosos.

Poco después, se produjo la visita del Senador Kelly al Club Fuego Infernal, su amistad con Shaw se había fortalecido, y más desde que el propio Sebastián le presentó a su actual esposa, Sharon Kelly, que antes trabajaba de camarera en el Club. Kelly abandonó el Club junto con su esposa tras disfrutar de un almuerzo con Sebastián, pero mientras regresaban a casa, se vieron envueltos en una pelea entre Molde Maestro y la Patrulla X. En la batalla, Sharon intentó ayudar a Picara que había quedado atrapada bajo los escombros, Molde Maestro atacó a la caída mutante y como consecuencia, Sharon quedó malherida, muriendo poco después, la Patrulla logró derrotar a Molde Maestro pero esto no devolvió la vida a Sharon, Kelly quedó destrozado y culpó a los mutantes de la muerte de su esposa y su antipatía hacia los mutantes no hizo más que agravarse.

El Club Fuego Infernal ayudó a Magneto cuando sus estudiantes desaparecieron al marchar en busca de la desaparecida Karma, y cuando una de los Nuevos Mutantes, Magma, fue secuestrada por los Purificadores del Alto Evolucionador, durante lo que fue conocido como la Guerra de Evolución, pese a que lograron derrotar a los esbirros del Alto Evolucionador, no fueron ellos los que lograron liberar a Magma sino sus compañeros mutantes. Ya en esos momentos la animadversión entre el Rey Blanco y el Rey Negro, entre Magneto y Shaw, era palpable.

Cuando se sucedieron los acontecimientos conocidos como Infierno, el Club Fuego Infernal hubo de hacer frente a la locura que invadió Nueva York, en medio de la batalla, Magneto hubo de pactar con Nastirh, el demonio ofreció al Club Fuego Infernal repartir el botín, Nueva York para unos y el resto para los otros, Selene se aseguró que su antiguo hogar en el Amazonas se incluyera en el trato. Esta coalición fue presenciada por sus pupilos de los Nuevos Mutantes, y al ver como su maestro se aliaba con su enemigo y causante de la desgracia de su compañera Illiana, además de entregar a la patria de Magma a Selene, los jóvenes mutantes, cuando se encontraron con Magneto en las ruinas de la destrozada Mansión X, se enfrentaron a él, pero los jóvenes mutantes fueron rápidamente derrotados y encerrados. Aún sometidos, le comunicaron a Magneto que abandonaban su tutela para emprender su marcha en solitario. Shaw, cuyas diferencias ideológicas con Magneto eran evidentes, echó en cara a Magneto que había perdido su coliderazgo al frente de la Patrulla X y a sus pupilos, con lo que no podía ofrecer nada al Club Fuego Infernal, con lo que exigió que abandonara su posición de Rey Blanco. Ambos Magneto y Shaw, se enfrentaron y el Amo del Magnetismo prevaleció, sin embargo ambos pusieron su cargo a disposición del Círculo Interno para ver los apoyos con que contaban, cada uno se votó a si mismo y Emma, sabedora que de Shaw colaboraba en la creación de los Centinelas y que podrían convertirse en el embrión para crear a Nimrod, apoyó a Magneto, y Selene, considerando que la expulsión de Shaw le daría vía libre en sus planes en el Amazonas , también le apoyó con lo que Shaw fue expulsado, convirtiéndose Magneto en el único Rey, bajo el sobrenombre de Rey Gris. Esta situación duró poco sin embargo, ya que pronto Magneto retomó sus ambiciones de supremacía mutante y amenazaba con comenzar una guerra entre humanos y mutantes, tras lo cual abandonó el Club Fuego Infernal.

Esto sin embargo no impidió que enemigos de Magneto atacaran el Club Fuego Infernal en busca del Amo del Magnetismo. Magneto había secuestrado a Cráneo Rojo, por los crímenes cometidos por el nazi durante la segunda guerra mundial, y lo había encerrado en una celda subterránea. Los secuaces de Cráneo, entre los que se encontraba Calavera, la Voz, Madre Noche o un Durmiente controlado por Machinesmith, supieron que Magneto formaba parte del Club Fuego Infernal y se internaron en los subterráneos con la esperanza de capturarlo. Allí lucharon primero contra los mercenarios del Club y después contra Selene, batalla en la que también se vieron involucrados el Capitán América e Iguana, finalmente la hechicera logró repeler el ataque obligando a los secuaces de Cráneo Rojo a escapar.

Al poco tiempo, el Club Fuego Infernal y en particular todos los miembros actuales y pasados (aun con vida) del Círculo Interno, fueron atacados por los Arribistas, grupo formado por Selene en el pasado y que agrupaba a algunos jóvenes mutantes que la hechicera consideraba como la nueva generación de líderes mutantes, entre los miembros de los Arribistas se encontraba Shinobi Shaw, hijo de Sebastián Shaw, Siena Blaze, Fenris, Trevor Fitzroy, Fabian Cortez y Graydon Creed. Shaw fue atacado por su hijo Shinobi. Shinobi era fruto de una relación que Sebastián había mantenido con una mujer oriental, y que se había pasado toda su vida interno en el extranjero, mutante como su padre, Shinobi usó sus poderes de intangibilidad para atacar a su padre y coger el corazón de Sebastian, causándolo un ataque al corazón y aparentemente, su muerte. Fabian Cortez por su parte atacaba a Magneto y aparentemente asesinaba al Amo del Magnetismo mientras que Sienna Blaze se enfrentaba a Cíclope, Tormenta y Charles Xavier en la Antártida y otra de los miembros del Círculo Interno, Selene, fue hecha prisionera por sus antiguos pupilos. Pero el mayor ataque se produjo por parte de Trevor Fitzroy, el mutante proveniente del futuro, apoyado con un ejército de Centinelas, combatió contra Donald Pierce en Australia, antes de morir, Pierce abrió un portal que le llevó hasta el lugar donde la Reina Blanca y sus Infernales peleaban contra la Patrulla X, la llegada de los Centinelas sorprendió a los cansados mutantes que fueron derrotados y obligados a retirarse, los Infernales por su parte fueron capturados y la Reina Blanca aparentemente murió, siendo su cuerpo ocupado por la mente de Jean Grey en un intento de salvar su vida del ataque de los Centinelas. La Patrulla X siguió el rastro de Fitzroy hasta su base en el Artico, y aunque no pudieron evitar la muerte de los Infernales, si lograron hacerse con el cuerpo de Frost, devolviendo la mente de Jean a su cuerpo y llevándose el comatoso cuerpo de Frost a la Mansión X, a la espera que se recuperara.

Con la aparente muerte de su padre, Shinobi ocupó su puesto como Rey Negro, con una corte compuesta por él mismo como Rey Negro, Benedict Kine como Rey Blanco, Benazir Kaur como Reina Negra y Reeva Paige como Reina Blanca. Su reinado tuvo corta duración, primero falló en reclutar a miembros prominentes de la comunidad mutante como Arcángel o Tormenta, la bruja climática fue atraída mediante engaños a la sede del Club Fuego Infernal, con la intención que Tormenta se uniera a los Señores Principales, cuando esta se resistió a unirse a ellos, Benedict Kine usó su poder mutante para torturarla, sin embargo esto permitió a Xavier localizar a su alumna y enviar en su ayuda. Cuando dos de sus compañeros, Bishop y Gambito, llegaron dispuestos a liberar a Tormenta, la corte de Shinobi se enfrentó a ellos, siendo derrotados y obligados a dejar marchar a Tormenta.

El liderazgo de Shinobi no estaba exento de amenazas a su liderazgo, así, Kine se oponía a Shinobi ya que opinaba que atraía demasiado la atención sobre las actividades del Club, en concreto, se refería a un artículo que sería publicado en breve en el Daily Bugle. Kine amenazó a JJ Jameson, director del periódico, para que no publicara nada sobre el Club Fuego Infernal, cuando Shinobi supo de los actos de Kine, lo reprobó en público, y Kine invocó un antiguo rito que le permitía retar a Shinobi para optar al liderazgo del Club Fuego Infernal. Tanto Kine como Shinobi seleccionaron a dos Caballeros por bando, los dos de Kine eran Caballeros Blancos y los de Shinobi negros, ambos grupos debían pugnar por la vida de Jameson, los de Kine debían matarlo y los de Shinobi protegerlo. Cuando los peones de Kine llegaron al Daily Bugle, se encontraron con una resistencia inesperada en la figura de Spiderman, que contuvo a los atacantes hasta que llegaron los Caballeros de Shinobi y un contingente de la Patrulla X avisados por Tessa, sin embargo no pudieron impedir que Jameson fuera secuestrado. De nuevo guiados por Tessa (que actuaba a espaldas de ambos pretendientes al liderazgo del Club), Spiderman y los hombres X localizaron a Jameson y lograron liberarlo, con lo que la victoria fue para Shinobi que continuó al mando de los Señores Principales.

Sus constantes choques contra otros grupos de superhumanos le impidieron desarrollar una sólida base de poder y finalmente cuando se demostró que Sebastián Shaw seguía vivo, Shinobi abandonó el Club Fuego Infernal y se ocultó escapando de la ira de su padre.

Los Arribistas demostraron ser incapaces de actuar al unísono, pese a unos principios prometedores, la verdad es que ni uno solo de los Lores Principales murió como consecuencia de sus actos, Magneto sobrevivió al ataque de Cortez, Emma Frost pudo escapar del ataque de Fitzroy sumergiendo su mente en lo más profundo de su psique, Sebastián Shaw no tardó en reaparecer tras el ataque de Shinobi e incluso Donald Pierce, decapitado por los Centinelas no tardó en reaparecer y seguir acosando tanto a la Patrulla X, como a sus antiguos compañeros del Club Fuego Infernal, Selene por su parte logró escapar de su encierro gracias a la involuntaria ayuda de Amanda Sefton en un conflicto que involucró a Excalibur, y tras pasar un tiempo en Paris, donde mediante magia y argucias se ganó el apoyo de Madelyne Pryor y Trevor Fitzroy, esperaba el momento oportuno para regresar al Club.

Al poco de su regreso, Sebastián Shaw reclamó rápidamente su puesto como Rey Negro, entonces Selene llegó desde Paris con sus aliados y tomo el puesto de Reina Negra mientras que sus aliados Madelyne Prior que sería la Torre Negra (puesto con el que competiría con el Escriba, poseído por Mountjoy), Trevor Fitzroy como Torre Blanca, este remodelado Círculo Interno incluso contó con el renacido Donald Pierce que solicitó el puesto de Alfil Blanco. Sin embargo una serie de fracasos como el no conseguir robar la tecnología de Apocalipsis, o el fracasar en encontrar una cura para el Virus del Legado, obligaron a Shaw a aceptar a un misterioso aliado de gran poder, y pese algunos éxitos como la creación de "El Club Fuego Infernal" un nightclub exclusivo al que solo acudían mutantes con dinero, Shaw pronto se vio obligado a abandonar temporalmente el Círculo Interno. Con la ausencia de Shaw, Tessa se descubrió como una espía que trabajaba para Xavier

Selene aprovechó la ausencia de Shaw para intentar controlar al Club Fuego Infernal con su rol de Reina Negra, apoyada por el demonio Corazón Negro que ejercería de Rey Negro. Juntos consiguieron convencer al joven Roberto Da Costa, también conocido como Mancha Solar, antiguo estudiante de Xavier y con derecho a entrar en el club debido a su condición de hijo del antiguo miembro del Club Fuego Infernal Emmanuel Da Costa, para que se uniera al Círculo Interno con el nombre de Torre Negra a cambio de la promesa de resucitar a su novia, fallecido largo tiempo atrás, Julianna, por su parte Adrienne Frost solicitó el título de Reina Blanca aunque nunca llegó a ejercer como tal. Sin embargo, pese a este éxito, su capacidad de maniobra como Reina Negra se vio mermada por la presencia del nuevo Rey Blanco, el exorcista conocido como Daimon Hellstrom, además, Corazón Negro fue confinado en los terrenos del Club Fuego Infernal gracias a la intervención de los 4 Fantásticos y por una coalición de hechiceros. Este Círculo Interno tuvo poca duración, desbandado por Sir Gordon, el Lord Imperial desde las últimas décadas, pero que moriría al contraer el virus del Legado, comenzó entonces una época marcada por el retorno de Shaw que no tardó en asumir el manto de Lord Imperial, cargo que obtuvo temporalmente pero que hubo de abandonar debido a sus graves heridas y posterior hospitalización tras un ataque de Donald Pierce, siendo sustituido por Mancha Solar.

En la actualidad, el Club Fuego Infernal lo componían Shaw como Rey Negro, Selene como la Reina Negra, la banquera británica Courtney Ross se ha convertido en la nueva Reina Blanca y Mancha Solar ocupa el puesto de Lord Imperial, ayudado por Tessa que abandonó su puesto en la Patrulla X para tutelar a Roberto en su nuevo puesto de Lord Imperial, aunque pronto se uniría a Excalibur, continua vigilando de cerca las actividades de Mancha Solar. De nuevo los miembros del Círculo Interno del Club Fuego Infernal tienen sus propios objetivos, ya que mientras Mancha Solar buscaba mejorar la situación de los mutantes a lo largo y ancho del planeta, Selene tiene objetivos más diabólicos y Courtney tenía ambiciones de poder que superaban a ambos (aunque colaborara en la desmantelación de una rama del Club que comerciaba con esclavos mutantes), las ambiciones de Shaw como Rey Negro, una vez recuperado de sus heridas, siguen siendo las mismas que en los últimos años.

Menos conocidas son las actividades del Club Fuego Infernal en Londres, esta mantiene los mismos objetivos que sus "Primos" de los Estados Unidos, y la misma organización, a saber, una parte pública dedicada a la pompa y al boato, y otra privada, dirigida por un Círculo Interno, también dividido y llamados como piezas de ajedrez, solo cambiaba en el color, en vez de blanco y negro sus miembros tomaban los colores de negro y rojo para diferenciarse del Club de Nueva York pero a diferencia de ellos, no suele coexistir dos reyes o reinas a la vez. El Club Fuego Infernal en Londres también era visitado por lo más distinguido de la sociedad, como por ejemplo la banquera Courtney Ross, los Braddock y otros.

La colaboración entre las ramas del Club de Nueva York y Londres era fluida, prestándose apoyo cuando era necesario, ejemplo de ello es la ayuda que el Club Fuego Infernal de Londres dio a Selene cuando esta atacó a Spitfire para descubrir el secreto que impedía a esta envejecer. La hechicera secuestró al hijo de la heroína para atraerla a una trampa, pero fue derrotada y su plan fracasó.

Los miembros conocidos del Club Fuego Infernal en Londres eran Duncan Munro que fue uno de los miembros fundadores. Los miembros actuales eran Damasco (Emma Steed o Ms Steed) como Reina Negra, Margali Sargazos como Reina Roja, Quentin Templeton como Rey Negro, Alan Wilson como Rey Rojo, Conrad Starthdee como Alfil Rojo, Jane Hampsire era Torre Roja, otros dos miembros destacados eran Escriba, que tomaba buena nota de todas las reuniones del Círculo Interno, y Rutledge, asistente, mayordomo y hombre para todo, dotado de memoria fotográfica y cuya familia siempre había estado al servicio del Círculo Interno. Aunque se desconocen la mayoría de las actividades del Club Fuego Infernal, si se sabe que en la actualidad, el Club Fuego Infernal ha colaborado estrechamente con la organización militar conocida como Aire Negro, desde cuando existe esta colaboración entre ambos se desconoce, aunque ambos grupos, Aire Negro y el Club Fuego Infernal, colaboraron en por lo menos dos proyectos, siendo el agente Scratch el enlace entre ambos. El Club Fuego Infernal de Londres facilitó a Aire Negro los medios para realizar experimentos aliénigenas con la raza conocida como los Descreados, en la el complejo militar de Clavos de Sueño, sin embargo esta instalación fue descubierta por Excalibur, que se introdujo en Clavos de Sueño y desmanteló la instalación abortando el proyecto del Club.

Tras el fracaso de Clavos de Sueños, el Club comenzó su proyecto más ambicioso, lo que llevó a ambos bandos, el Rojo y el Negro, a mantener una incómoda tregua. Dado que el sigilo era vital, se contrataron telépatas para impedir que los miembros del Club fueran escaneados mentalmente, se purgaron también el Club de posibles infiltrados que pudieran descubrir sus planes. En un momento dado, la rama americana del Club comenzó a preocuparse por el secretismo de su rama londinense. Tras recibir una llamada de Shinobi Shaw desde los USA, previniéndole que en el Club Fuego Infernal de Londres se planeaba algo, el dato que acabó de convencer al Capitán Britania que debía actuar contra el Club fue cuando Shinobi Shaw le dijo que entre los miembros del Círculo Interno se encontraba Mountjoy, mutante proviente del futuro capaz de poseer almas y cuerpos ajenos. Brian Braddock usó el privilegio que le daba ser hijo de un antiguo miembro del Club, James Braddock Sr antiguo Alfil Negro, Braddock había permanecido en el Club, hasta que uno de sus inventos, una munición anti mutante, fue utilizada por el Club que la vendió al gobierno de Genosha en su lucha contra los mutados rebeldes. Temeroso que el Club o el gobierno pudieran usar sus inventos para crear un aparato detector de mutantes, Braddock abandonó el Círculo Interno.

El Capitán Britania se presentó en la sede del Club y presentó la petición para entrar a formar parte del Círculo Interno como el nuevo Alfil Negro, aunque para ello hubo de combatir contra el Alfil Rojo que aspiraba a dirigir el alfilato único, aunque el Capitán Britania logró derrotarlo con insultante facilidad, y se dispuso a encontrar a Mountjoy entre los miembros del Círculo Interno y averiguar si el Club Fuego Infernal tramaba algo raro. Efectivamente el Club Fuego Infernal de Londres estaba maquinando de manera extraña, primero comenzó a mover grandes cantidades de dinero que fueron utilizadas para "comprar" el apoyo de miembros del Parlamento, también establecieron una alianza con el grupo de inteligencia conocido como Aire Negro. Todos estos movimientos preparaban el terreno para su objetivo final, el Club planeaba invocar un demonio atrapado en las catacumbas existentes bajo la ciudad de Londres, esto les daría poder e influencia sin límites, pudiendo extender su control por todo el planeta, pero para ello debían establecer un contacto entre el demonio y el exterior. Para establecer este contacto, el Círculo Interno recurrió a sus aliados de Aire Negro, que capturaron al miembro de Excalibur Douglock, al que desmembraron en un extensísimo y filo hilo conductor que permitió unir el Muro Negro (base de Aire Negro en Londres y desde donde se produciría la conexión) con el lugar donde estaba encerrado el demonio. El secuestro de uno de sus miembros hizo que Excalibur comenzara a investigar a Aire Negro descubriendo la conexión entre estos y el Club Fuego Infernal, uno de los miembros del grupo de héroes británico, Pete Widsom que había sido agente de Aire Negro, hizo llegar esta información a los contactos adecuados para que hicieran pública estos datos en el momento adecuado. Por otro lado Amanda Sefton, la hija de la Reina Roja (Margali), supo que su madre planeaba algo malo, y cuando acudió a investigar su madre le habló del demonio bajo Londres y su plan para controlarlo. De este modo, a los planes del Club Fuego Infernal se oponían el Capitán Britania, Excalibur y Amanda Sefton, todos ellos por separado, sin embargo, ninguno de ellos pudo evitar el primer intento del Club de abrir el portal dejando pasar el demonio. Sin embargo, ni en esos momentos el Círculo Interno permanecía unido, ya que ambos bandos, rojo y negro tenían su propia agenda, la reina roja, Margali era la clave para invocar y controlar al demonio debido a su magia y su conexión con la Espada Alma. Margali además usó su poder para influir sobre el Rey Rojo, haciéndole creer que le amaba obteniendo de él un apoyo incondicional y haciéndole cambiar su habitual carácter sosegado y pausado por uno más impaciente y apresurado, es por ello que un plan que podría haber tardado semanas, comenzó a apresurarse en el plazo de horas. Por su parte, el Escriba demostró estar poseído por Mountjoy, y estaba aliado (o la controlaba mentalmente de alguna manera no está claro) a la Reina Negra buscando controlar el demonio para usar su poder en beneficio propio. Margali fue la primera en hacer su jugada, usando su magia y la conexión vía Douglock para abrir el portal donde estaba encerrada el demonio, sin embargo, el poder de este demostró ser demasiado para ser controlado y Margali, incapaz de romper el contacto, fue poseída por el demonio. Era este demonio un monstruo que se alimentaba del mal de los hombres, tras siglos encerrado, recibiendo solo una pequeña cantidad residual de maldad. Ahora, libre de su encierro, extendió su manto de maldad, afectando la mente de los londinenses, una ola de odio y asesinatos que alimentó al demonio, que regresó al lugar de su encierro para saborear los frutos de su trabajo. Entonces llegó al Muro Negro Excalibur, que combatieron a los soldados de Aire Negro (afectados por la ola de locura extendida por el demonio) y se dispusieron a localizar a Douglock y liberarlo. En el Club mientras tanto, la locura había afectado al Rey Negro, y la Reina Roja hubo de matarlo, así la encontró el Capitán Britania, el cual enfundado en su antiguo traje, contaba con un campo de fuerza que le permitió soportar la ola de locura, entonces fue emboscado por la propia Reina Roja y por el Escriba, que demostró estar poseído por Mountjoy, finalmente Braddock logró derrotar a la Reina Negra y a Mountjoy. En el Muro Negro mientras tanto, Excalibur lograba derrotar a los guardias de Aire Negro, y se enfrentó al Rey Rojo, fanático defensor de los planes de Margali, aunque no pudo oponerse demasiado a los héroes británicos. Tras superar el último obstáculo, los héroes encontraron a Douglock, y se dispusieron a liberarlo, sin embargo, si desconectaban a Douglock, la prisión quedaría abierta y el demonio sería liberado. Afortunadamente, entonces llegó Amanda, que usó su poder para, una vez liberado Douglock, crear una nueva barrera mística que aprisionó al demonio para siempre. Con la muerte del Rey Negro, con Margali completamente incapacitada, el Rey Rojo en estado catatónico, la lógica defección de Braddock como alfil y la Reina Negra con sus planes frustrados, dejó la rama londinense del Club Fuego Infernal bajo mínimos.

Otra de las ramas del Club Fuego Infernal se encontraba en Hong Kong, allí, Selene se enfrentó contra Rachel y su aliado Loto Rojo que aliados con Courtney Ross, pretendían abortar el comercio de esclavos mutantes fomentado por esta facción del Club, la hechicera comenzó a drenar la energía de ambas, pero cuando perdió unos segundos la concentración para prevenir a sus asociados en Nueva York del doble juego de Courtney, Rachel pudo usar su poder de Fénix logró derrotar a Selene.

Otras versiones

Era de Apocalypse

En esta version, el Club se encuentra inactivo y fue probablemente exterminado por las fuerzas de Apocalypse.

Sebastian Shaw forma parte de la corte de Apocalypse y es uno de los informantes de Dark Lord. Emma Frost es integrante del Human High Council y fue despojada de sus poderes. Jason Wyngarde fue víctima de Sugar Man.

Días del Futuro Pasado

En Días del Futuro Pasado, Shinobi Shaw y Psylocke tomaron el control de la división del club en Londres y se convirtieron en el Rey Negro y la Reina Roja respectivamente.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar